domingo, 4 de septiembre de 2016

Como si viniera/hubiera venido .

Tu piel delineando la mía,
acercando posiciones,
incinerando antiguas caricias,
discurriendo tus manos por mis lunares; 
descubriendo planetas donde enarbolar deseos.

Me has besado los ojos
y me has mordido la boca
y el cuello...
y tu boca se ha hecho fuerte
allí donde las pulsaciones desoían el corazón.

Latidos también en las yemas de mis dedos
que han desequilibrado mi cabeza 
y la línea de tus labios y tu espalda,
que como yo se encomendó a la luna.

Tu cuerpo ha sido el mar
donde se han salvado mis naufragios
y la isla desierta donde llevar mis tres deseos.
Ha sido el verso visible e invisible
de besos y de sexo,
de susurros y caricia retórica
que ha llegado a besarme el alma
a las tres de la mañana.

Hemos visto amanecer ,
hemos sido estrella, universo y galaxia.

Noche en blanco por sorpresa,
entrada libre en ti sin reservas.

Desenlace del sueño que sólo eras.















2 comentarios:

chris dijo...

qué bonitos son los sueños dulces...

Isa G.L. dijo...

¡Qué maravilla poder soñar!...
Y ser
Un abrazo