domingo, 9 de abril de 2017



Y el almanaque se bebió los días de un sólo trago y con la resaca a cuestas no sabe decirme qué ha olvidado primero si ella me quiso o si yo la quería.

martes, 21 de marzo de 2017

21 de Marzo.

Decir poesía es decir mujer
y musa,
y viento que tiembla en su blusa.
Decir poesía es decir piel
y cuerpo de mujer sobre la tuya.

Decir mujer es decir poema
y forma correcta de escritura
sin normas concretas de ortografía.
Y composición 
Y estrofa donde rozar labios
o lamerte heridas.

Decir poesía es decir te amo...
te perdono...te olvido,mujer
y razón de beso...
y propósito de  locura.

Decir mujer es decir su nombre me sabe a versos
y saber que las cicatrices riman
con el invierno y todas sus tormentas.
Y promesas perdidas
y balance de errores.

Decir poesía es decir ojalá seas más rápida que el fin
y traumatices al tiempo 
con tus bailes en sentido contrario a las agujas del reloj.

Decir mujer es decir inspiración 
y sugerencia en su espalda.
Y arrebato de madrugada cuando la desnudez
es folio en blanco para escribir sin palabras.

Decir poesía es decir no me olvides...
toma mi mano....cualquier día...
suficiente...más todavía...gracias,mujer.
Y excitar al alma a golpes de soñarla
Y de recuerdos 
Y cuarentamil maneras de decir Sí  quiero.

Decir mujer es decir felicidades en tu día.
Y asistir y anhelar  el resurgie de letras
que nacen de tus ojos de arena y de lluvia
de océano y primavera.

viernes, 10 de marzo de 2017

Me cambiaría esta noche por la nada
y te cedería mi puesto.

martes, 28 de febrero de 2017

Y yo también.


jueves, 23 de febrero de 2017

¿A la sombra de qué espejismo nació este amor,
al amparo de qué capricho
al cuidado de qué abandono?
¿En qué corazón habitado de desaliento y algo más
se engendró la llama de este incendio desatado,
de una desazón cansada de perseguirte?
¿En qué momento bajó la guardia el amante
y dejó abiertas al descuido de par en par y de dos en dos
las puertas de salida sin entrada?
¿En qué intento desesperado de reconstrucción
cayeron los sustentos de la alegría
y se llenaron huecos de duda y soledad?
¿Qué amanecer sangrante se llevó la calma?
¿Qué pasión adormecida se quebró en las manos?
¿Qué vacío de besos le arrebató la dicha al hoy?
¿Cuándo se derrumbó la mañana sobre ti?
¿Cuántos abrazos te faltaron antes del adiós?
¿Cuántas palabras sobraron en la tregua sin tregua?
¿Fue tu corazón el que saltó de nuevo sobre ascuas?
¿Fue la cadencia de una tarde la que anunció el fragor?
¿O cuando se rompió el día por la mitad?
Tal vez no fue el descuido sino las sombras de abril
las que te trajeron hasta mi puerta,
tal vez, una duda, quizás… fue la pista del anhelo
Puede que una tarde desesperada de manos
O quizás la mirada que nunca lo fue
¿El sueño gastado de soñarte?
¿Qué mágica conjunción de astros y mareas
arrastró hasta esta orilla el naufragio de besos
para saciar de añicos la frase final?
¡Qué antología de versos!
¡Cuántas madrugadas de puntos muertos!
¡Y la sinrazón de los por qués!
El desamor que, vencido de amor, tomó otro camino
La felicidad inaugurada simultánea a la pérdida
Fue abrir los brazos para cerrar heridas.
¿Fue mi suerte encontrarte? ¿a quién agradecerlo?
Acaso a la batalla ganada a la desesperanza
O a la rebeldía de un corazón expectante
Mil ochocientos soles saludan desde la altura
Y las noches más cálidas arropan sueños que prenden estrellas
¿qué decir cuando las palabras sobran en las noches de luna?

            ( Halley ). Más en:halleyazul11.blogspot.com.es

viernes, 17 de febrero de 2017


Todavía duele el jersey como un abrazo del que cuesta deshacerse.

lunes, 13 de febrero de 2017

La ceguera de Cupido.

Sí,claro que es eso.
Un buen pretexto para que me salte todos los stops,
para caerme desde el último escalón porque no he visto el pasamanos roto
por donde se colaban tantas mentiras que no sirvieron para amortiguar el golpe de gracia que me hizo pedazos los fantásticos ojos azules que presta para mirar el mundo.
Eso,o como poco daltónico perdido(sin descartar que sea aposta),
vanagloriandome  de confundir las luces verdes que me ceden el paso.
Tanta parafernalia con la que presume de originalidad y romanticismo no me libra de romperme las narices contra estúpidas estrellas de neón.
Pero ahí sigo sonriéndole a los grandes lemas:
Quien sigue la consigue,
la esperanza es lo último que se pierde,...
Mientras lanza f(l)echas de las que no sabré si saldré herida de muerte,de rencor o de olvido.
Y sí que es eso.Tiene que ser,
Una ceguera premeditada,que separa y diferencia,
contra la que hoy sólo me salen ganas de arremeter.
Y golpeo las cursilerías de otro tiempo y maltrato palabras ,
porque hoy no voy a rendirme a su fiesta, ni a los rojos corazones que tan fieles le representan.
Pasará mañana rápido e ignorará como siempre mi puerta,
no hay lugar para negar la evidencia,
tanto desaliento lleva,como desamor deja.