miércoles, 3 de octubre de 2018

Lo más difícil es que se vaya del todo.

Como cuando se corta en la oficina con el borde de un folio, así le dolía el recuerdo de Inés. Herida que parece sin importancia pero que escuece y donde todos los golpes van a dar, despertando el dolor.
Cómo era, de qué está hecho el recuerdo de Inés. Lucía lo sabe bien, lo conoce y distingue cada uno de sus perfiles. Inés es su último amor, la última ex.
La relación terminó hace tres años. El por qué son un cúmulo de por qués que se podrían resumir en una maldita frase que su amiga Lola le repitió miles de veces : Lamentablemente el Amor no todo lo puede.
Y fue así, no pudo con horarios trocados, no pudo con una madre egoísta y no pudo con los desencuentros sobre maternidad ya o dentro de equis tiempo. Es cierto que no duele igual, aunque cuando se presenta, con sus formas tan distintas de presentarse, a Lucía se le sigue encogiendo el corazón, es como si se le asustara y quisiera hacerse pequeñito, no hacerse notar para que no le vean.
No duele igual, es verdad. Pero duele. Duele con la indulgencia del tiempo, con la mesura de las horas y quizás con la sobredosis de resignación a la que ya parece haberse acostumbrado.
Un dolor reconocido, tal y como hemos dicho que Lucía conoce el recuerdo de Inés. Recuerdo que a veces llega como un flash, una intermitencia que pide paso y desaparece y otras es, como si paseara por la casa, por la ciudad...sin prisas con todo el tiempo del mundo para que te fijes en cada detalle.
También puede hacer presencia inesperada en una melodía o regodearse en un olor, como el de la dama de noche, por ejemplo.
Lucía leyó hace un par de días : A la hora de olvidar lo más difícil es conseguir que se vaya del todo, aquello que ya se fue.
Le pareció que lo habían escrito para ella. Tiene una agenda azul del año 2014 donde anota frases, chistes, comentarios...cualquier cosa, que por la razón que sea, le guste. Y allí ha escrito la frase, a la que ha añadido;algún día.
Y sí, puede que sí. Que algún día no vuelvan recuerdos, no se acuerde de fechas y probablemente no sepa decir cómo era la blusa que llevó Inés en la primera cita que tuvieron.
Pero hoy ve perfectamente el rayo de luz que entra por la ventana reflejándose en su pelo, bajándole por la manga de la camisa hasta desaparecer en el suelo, Inés le está diciendo tienes una sonrisa muy bonita y ella sonríe más, sin atreverse incluso a mirarla directamente a los ojos, para que Inés no descubra todavía , que le tiembla el alma en los suyos. Inés tiene un hilo desacorde en esa manga, el reloj de su muñeca marca las 21 horas, 11 minutos, un segundo, dos segundos, tres segundos....
E infinitas posibilidades de ser aún, ese recuerdo que quieres que aún duela.

11 comentarios:

Maria Navarta dijo...

Lucia vive aún es el pasado?

Anónimo dijo...

Alasdemariposa: María, digamos que los recuerdos aún viven en el presente. Parece lo mismo?.Pero no lo es.

Isabel Gil Jiménez dijo...

Tan minuciosa en los detalles como siempre. Hay sentimientos, sensaciones que no desaparecen y vuelven con cualquier indicio al presente. Me ha encantado volver a leerte.

Anónimo dijo...

Por que quiere olvidar Lucía esos recuerdos? Solo porque hubo algunos que le escuecen? También hay otros muy especiales. Olvidar tus recuerdos sobre alguien es morir un poco. Yo no puedo olvidar a mi ex,sus cosas buenas y las no tan buenas pero al final, eran de ella y me hizo vivir muchos momentos mágicos. Por eso me niego a olvidarla nunca. También me hizo sufrir a ratos pero es que esa es la vida y el amor. El real, no el de Hollywood

Anónimo dijo...

Alasdemariposa:Anónimo,como decía mi abuela, hay gente para todo :-) pero aún así, al final dice que quiere (s) que aún duela.

Anónimo dijo...

Alasdemariposa:Isabel gracias.

Isa G.L. dijo...

¿Vivir de recuerdos I vivir con los recuerdos?

Anónimo dijo...

Alasdemariposa : Isa, en este caso Lucía está en un 50%.
Saludos.

Anónimo dijo...

Lo que debería hacer Lucía es enamorarse de otra persona, así superaría la ruptura con Inés. O quizás es que no puede enamorarse porque todavía sigue queriéndola?

Anónimo dijo...

Alasdemariposa, anónimo, puede que no lo haya superado, ni se haya vuelto a enamorar. Pero es un relato para que cada cual lo intérprete como quiera
Puede ser lo que tú dices, o también que todo tiene sus ritmos, etc.
Pero cada cual puede y seguro que lo interpreta, como desee.
Por que cualquier parecido con la realidad es pura casualidad, o no.
Saludos.

Anónimo dijo...

Eso es lo bonito de la vida! El q cada uno sea diferente y vea las cosas de una forma distinta