martes, 14 de diciembre de 2010

Incoherencia ? .

No sabe Ángela por qué no las dijo. Se lo ha preguntado muchas veces desde ese día, pero las respuestas se le antojan excusas idiotas. Ella quería decirlas, responder distinto a aquella pregunta sin palabras que hacía los ojos de Laura. Pero fue inútil.
Al abrir la boca lo que se oyó fue un Sí falso y traidor que Ángela no sabía , no sabe aún hoy, de dónde salió. Porque no reconoce los labios que lo dijeron como suyos y aquella maldita voz no pudo ser suya, ya que era una voz que desertó de las emociones que estaba sintiendo.
¿Qué pasó entonces?. ¿ A qué vino decir sí, cuando la mirada de Laura se volvió de nuevo a ella y en silencio le dijo - ¿De verdad quieres que me vaya ? .
_ No te vayas amor, es lo que ella quería decir, se lo estaba transmitiendo el corazón en cada latido, en cambio se oyó un sí extraño y maldito que le fue arrancado de cuajo por ¿ la rabia ? .
Aún no lo sabe Ángela . De aquel hecho quedaron las secuelas de un corazón vencido cuando la soledad abrió el telón y actuó en toda la casa y en todas las cosas.
¿ Cómo pudo ganarle la batalla la rabia, el orgullo o lo que fuese lo que la engañó aquel día?.
¿ Cómo dejó que Laura abandonara su vida si sabía de sobra que la alegría y mucho menos la felicidad no existían lejos de ella ? .
¿ Por qué adivinó aquella pregunta que centelleaba anhelante y esperanzada en el azul de mar y de agua ? .
¿ Por qué supo Laura que aquel Sí perverso fue la contestación al ruego de su mirada ?.
No lo supo nunca Ángela, ni lo sabe ahora, cuando la ha visto venir de lejos y se ha ocultado entre la gente, cuando esa distancia tan próxima y tan breve ha sido azotada por una emoción y por una agitación que apenas puede contener en pie. Mas sí sabe Ángela, por qué en el instante que Laura se pierde de vista se ha oído decir _ No te vayas amor.
Una súplica, una invocación de todo su ser en rebelión que ha aterrizado imperceptible en su boca porque la mirada de Laura no se ha vuelto de nuevo a ella. Y ya no está, otra vez .

8 comentarios:

brezo dijo...

sí, a veces cuando una emoción nos llena estamos tan pendientes de no dejarla salir que lo que sale mejor haberlo dejarlo dentro! después sólo queda dar vueltas a ese momento. Un bso

Anónimo dijo...

creo que esa sensación y esa reacción es reconocible para cualquiera que se haya enamorado alguna vez, no? pero , en cualquier caso, me sigue sorprendiendo tu talento. un beso, do

alasdemariposa dijo...

Brezo, Lo que lamentablemente queda es vivir las consecuencias de ese momento.Un beso.
Anónimo,en la mayoría de los casos, sí. Y muchas gracias. Un beso.

brezo dijo...

pues si Ali,lamentablemente hay que vivirlas pero lo más importante superarlas! aunque cueste, un bst

Lía. dijo...

Alitas, primeramente nada mas decir que tu post, ha calado hondo en mi, por que la experiencia de alejar a quién no debes por miedo o por evitar hacerle daño la he experimentado tan así como lo plasmas en tu escrito.
La sensación quema y muy fuerte!
BESOS.-

alasdemariposa dijo...

Lía, vaya que casualidad!!!.

M2010 dijo...

Lo mejor siempre es dejar que bajen las emociones, reflexionar y después decidir... Si no.. uff alejamos a quién mas queremos sin darnos cuenta
Alitas!!! Lindo cambo de look!! muy navideño

alasdemariposa dijo...

M. Tienes razón. Pero a veces pasan estas cosas.
Gracias.