jueves, 14 de agosto de 2014

Y qué te cuento yo que ya no sepas tú.


Despertarme casi al alba. 
A la hora bruja de los impactos, llamémosles  "emocionales ".
Y ver como irrumpe el primer pensamiento, 
insinuante. Que pregunta por ti.
Principio de un itinerario que empieza y acaba contigo.

Yo sé que te quiero con el miedo de perderte.
Con todos los posibles debidos ...
con todos los imposibles que no debieran ser.

Pensarte ahora, es pararme, una vez más,
cerca de tu boca
 y despertar un beso.
Y reanudar el camino de tus ojos 
que determinaron los latidos de mi corazón.

Sorpresas de la vida que ya no esperas,
Sueños que te encuentran 
en el límite de la última frontera.
Creer que ya no es posible verte,
Y bastarme una sonrisa, solo una,para quererte.

Yo no sé si la la Gloria surge en tu nombre,
o en las horas que compartimos.
Si permanece en los momentos en que te presiento
o en los "inconfesables" que no te cuento.

Solo sé cada minuto se me acerca
a rendirme las cuentas
de un día menos que queda.
A pesar de que un segundo, ya es ausencia.

Y echarte de menos la clave 
y la llave de mi puerta.
Insignia de quien pretende sumergirse en la certeza
de que hoy, si tú quieres, la vida comienza
a prenderse al encuentro
de una noche...de un día...
de un universo que gira...
y solo a nosotras pertenece.














3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué especial es este poema...
Qué especial eres tú!
Green Beret

Isa G.L. dijo...

Me alegro...
Un beso siempre

alasdemariposa dijo...

Anónimo : para especial quién lo inspiró.

Isa: Muchas gracias.Besos.