viernes, 12 de octubre de 2012

Té... pero sin tílde

Yo soy de las que todavía siguen soñando (te)
no sé cuántos  amaneceres me quedan todavía
lamiéndome las heridas que dejan en mi boca
los besos que no viene a darme.
Pero soy de las que todavía (te) sueñan.
Es noche de horas y de miedo
me cubro con sus espejismos
que asolan el desierto de mi cama.
Me escondo en estos versos
enamorados de sus ojos
y maldigo todo lo que no soy por ella.
Pero (te) sigo soñando.
En el reloj de la plaza
suenan cinco campanas de madrugada
y yo tenía cinco cosas que contar (te)
quería decir que el otoño va meciendo su nombre
al ritmo lento de su ausencia
Que a veces querría emborracharme de olvido
intoxicarme de la rabia 
y en la resaca de su abandono
sentir que no me duele.
Decir que he matado  palabras
que soy asesina de  letras que (te) quieren.
Que ando buscando en las aceras
los pasos que se pierden.
Que sé que no debo ni proponer ni proponerme
anticipar nuestro futuro
en este instante presente
porque aunque yo rondara cien veces su calle
mil veces estaría  ausente.
Y  fíjate...
soy de las que siguen soñando (te).
Sentada en las escaleras de la noche
mantengo en vela las ganas de amar (te)
(te) canto bajito al corazón
y sigo esperando (te).








4 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha gustado mucho. es precioso lo que refleja. besos y gracias, do

alasdemariposa dijo...

Anónimo, gracias. ains si ella pensara igual!!!!!.besos.

Isa G.L. dijo...

Me gusta, me gusta, me gusta... sabes que me gusta.
Un abrazo
Halley

alasdemariposa dijo...

Isa, gracias,gracias. Me gusta que te guste.
Un abrazo,Halley.